El Jinete Azul (Arturo Tendero, La Verdad)

13/03/2011

"Lo primero que conocí de El Jinete Azul fue un libro de poemas para niños, Versos que el viento arrastra, de Karmelo C. Iribarren, ilustrado por Cristina Müller. Buscando simplificar más todavía su estilo sintético para acercarlo a la experiencia infantil, Iribarren se supera a sí mismo con unas gotas de ingenuidad y una pulgarada de lírica. Encima, las ilustraciones le añaden una tímida magia. El resultado, un objeto tan primoroso que parece que el gallo de la portada va a ponerse a cantar. Hace tiempo que las editoriales persiguen a los niños con cuentos y poemas, a veces con presentaciones deslumbrantes y contenidos que, al menos desde nuestra perspectiva de adultos, parecen simplones. Otras veces ni siquiera se esmeran en la forma, como si los contenidos más o menos ripiosos, más o menos imaginativos, bastasen y sobrasen. Puedo decir que el libro de Iribarren lo guardo entre mis libros de poesía favoritos y lo releo con la misma fruición que otros libros suyos que no fueron escritos con limitaciones de edad. Pero al mismo tiempo se le puede regalar a un niño sin temor a que sus padres lo reserven para un futuro hipotético en que el niño llegue a entenderlo. Esta polivalencia me parece mágica, mucho más fácil de explicar que de conseguir. Me pongo a pensar y esta unidad estructural de fondo y forma la he disfrutado menos de lo que sería lógico en casi medio siglo de vicio lector. Ahora que el libro electrónico gana terreno al de papel, a este último le quedan pocos argumentos mejores que su propia magia como objeto (...)"

Fuente | Volver a Noticias

Compartir